Envíos gratis a partir de 30€

×

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 30€

×

Henna, todo lo que necesitas saber.

por

¿Conoces la coloración vegetal?

La Lawsonia Inermis es un arbusto cuyas hojas, una vez secas y molidas, sueltan una pigmentación de color cobre al mezclarla con agua.

Durante siglos, la Henna se ha utilizado para teñir telas, hacer tatuajes y teñir el cabello.

Procedencia de la Henna.

La Henna puede cultivarse y proceder de diferentes países. Dependiendo de la calidad de los nutrientes de las diferentes tierras, aguas y climas, la Henna tendrá una capacidad de pigmentación u otra, sin afectar esto en la calidad de la misma.

Por ejemplo, la Henna que ha sido cultivada en Egipto tiene menos moléculas de pigmentación, por lo que aporta un tono más suave, más cobrizo, y puede no cubrir aquellas canas más difíciles. Es una Henna perfecta para pelirrojas naturales. Pero esto no significa que la calidad de la Henna Egipcia sea menos, simplemente que contiene una menor cantidad de moléculas Lawsones.

Si buscamos un orden ascendente en cuanto a coloración se refiere, debemos pasar a hablar de la Henna Marroquí. Una Henna igualmente suave, pero que su cobrizo tiene un tono un poco más terroso, que ya cubre las canas a la perfección.

Llega el turno de la Henna India, Rajasthan, le Henna que tenemos en Moonpello. Una Henna de un tono vibrante, más rojo que cobre, y que cubre perfectamente las canas, un tono cálido que favorece mucho a las castañas.

Y por ultimo, la Henna de Yemen, es la Henna con mayor pigmentación, quedando el cobrizo atrás y aportando tonalidades rojizas.

¿Qué debo de tener en cuenta a la hora de comprar Henna?

Una vez tenemos claro las diferentes intensidades de la Henna según su procedencia, debemos de tener en cuenta una serie de cosas.

  • La Henna es una coloración natural que actúa por deposito, esto significa que se fusiona con tu color base. Por consecuencia, los cabellos más claros son los que más van a poder apreciar el cambio de tonalidad, siendo los castaños y morenos quienes conseguirán reflejos cobrizos/rojizos.
  • La Henna no penetra en el interior de la cutícula para modificar nuestra tonalidad natural, como comentaba en el punto anterior. Actúa por deposito envolviendo nuestra pigmentación, pero no la modifica, por lo que una persona que tenga el cabello oscuro, no va a conseguir un cobrizo claro de manera natural, no va a aclarar su tonalidad.
  • Asegúrate siempre de comprar una Henna de calidad, que su único ingrediente sea Lawsonia Inermis, o que como mucho, vaya acompañada de otras plantas para dar matices de color. No compres nunca una con colorantes artificiales.
  • Si tienes el cabello muy decolorado, seco y debilitado, quizás no sea el momento adecuado para empezar una coloración vegetal como es la Henna, ya que al ser un cabello muy deteriorado y poroso, la Henna podría dejar un aspecto nada natural y poco favorecedor. Aquí te cuento como tratar el cabello antes de pasar a la coloración.

¿Qué pasa si uso tinte?

A pesar de lo que muchas fuentes dicen, no hay ningún problema en mezclar Henna con tinte, siempre y cuando le Henna que se use sea natural y de calidad.

Hay personas que les encanta el tono cobrizo de la Henna pero son castañas y no lo logran de una manera natural, es ahí donde recurren a aclarar el cabello con tinte un par de tonos, para que la Henna se aprecie posteriormente.

Si que es verdad que hay que tener en cuenta que el tinte deteriora el cabello, la mayoría lleva químicos que estropean el cabello, por lo que es importante, entre tinte y Henna, hacer una buena hidratación para recuperar el agua y oleosidad perdidos.

También hay otras personas, como yo, que hemos recurrido a hacernos mechas con decoloración para que la Henna nos diese esos reflejos cobrizos más intensos. De igual manera que al usar tinte, es conveniente hacer un buen tratamiento antes de aplicar la Henna, así nos aseguraremos que el color obtenido sea bonito, natural y uniforme.

¿Cómo se prepara la Henna?

La Henna viene presentada en formato polvo, por lo que debemos mezclarla con agua caliente para obtener una crema que podamos aplicar en el cabello, de esta manera también liberará su pigmento.

Recomiendo mezclarla poco a poco, para que sea más cómodo y evitar así los grumos.

Ya tenemos la preparación base, pero recomiendo añadir siempre un chorro de tu aceite favorito o un gel como el de lino o fenogreco. La Henna es astringente y aportándole ese plus, obtendremos un cabello hidratado y con un color muy natural.

Su aplicación es igual a la de un tinte, puedes hacerlo tanto en cabello limpio como sucio, seco o mojado.

ES importante que siempre uses guantes y una camiseta que pueda mancharse.

Una vez aplicada, envuelve tu cabeza con un gorrito de ducha o film transparente, necesitamos que la henna no se seque para que pigmente de manera correcta y a su vez, evitamos mancharnos. Déjala actuar mínimo una hora, si la Henna es de calidad ese tiempo es suficiente para obtener una optima coloración.

Después aclara con abundante agua hasta retirarla en su totalidad.

¿Cada cuanto tiempo puedo aplicarla?

La Henna es una coloración vegetal permanente, aunque con el paso de los meses va perdiendo intensidad, persiste el color.

En la zona de las raíces, donde el cabello es nuevo, podemos aplicarlo cuando lo necesitemos.

Sin embargo, en los largos, recomiendo hacer un uso más espaciado, como decía anteriormente, la Henna es permanente, por lo que no vamos a necesitar retocar color de manera continua.

Hemos hablado de que este tipo de coloración vegetal actúa por deposito, envolviendo nuestra cutícula y aportándole color, si aplicamos muchas capas de Henna en poco tiempo, podemos “saturar” la hebra dándole demasiado peso y no dejando que penetren los productos, por lo que perderíamos hidratación y sería contraproducente.

Lo recomendable en estos casos sería usarla en largos solo cuando perdiésemos el color, así también evitamos oscurecer.

¿Qué pasa con las canas?

Arriba os contaba que la Henna no modifica el color, que se adhiere al color base. Bien pues en el caso de las canas son, nunca mejor dicho, un lienzo en blando. La Henna deposita en ellas toda su pigmentación, ya que no hay un color oscuro que la contrarreste. Las canas quedan cobrizas y muchas personas recurren a una doble coloración, o lo que es lo mismo, hacer una primera aplicación de Henna y posteriormente otra de Henna con Índigo. De esta manera las canas se camuflan mejor.



Otra opción, que es la que yo utilizo, es mezclar directamente la Henna con otra planta, como por ejemplo con el Nogal, de esta manera consigo un tono cobrizo terroso en las canas que se mimetiza muy bien con mi castaño natural.


Si no tienes miedo a los tintes convencionales, ¿Por qué ibas a tenerle miedo a una coloración vegetal natural?